Contaminación Acústica

Información y videos sobre la contaminación acústica o sonora

Contaminación Acústica

¿Qué es la contaminación acústica?

Se llama contaminación acústica (o contaminación auditiva) al exceso de sonido que altera las condiciones normales del ambiente en una determinada zona.

Si bien el ruido no se acumula, traslada o mantiene en el tiempo como las otras contaminaciones, también puede causar grandes daños en la calidad de vida de las personas si no se controla adecuadamente.

El término contaminación acústica hace referencia al ruido (entendido como sonido excesivo y molesto), provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, locales de ocio, aviones, etc.), que produce efectos negativos sobre la salud auditiva, física y mental de las personas.


¿Cómo se mide el ruido?

El ruido es posible medirlo a través de un instrumento llamado decibelímetro o sonómetro.

El decibel (dB) es la unidad de medida utilizada para conocer el nivel de presión sonora.

El umbral de audición se encuentra en el 0 dB y el umbral de dolor en los 120 dB.

El oído humano no responde igual a todas las frecuencias de un ruido, percibimos mejor ciertos sonidos que otros, dependiendo de su frecuencia.

Efectos negativos de la contaminación acústica

  • Aumento de pulsaciones
  • Modificación del ritmo respiratorio
  • Tensión muscular
  • Presión arterial
  • Pérdida de audición. Se puede presentar sordera en casos de de soportar de forma continuada niveles superiores a 90 dB.
  • Alteraciones del ritmo cardíaco, riesgo coronario, hipertensión arterial y excitabilidad vascular por efectos de carácter neurovegetativo.
  • Incremento de la enfermedad gastroduodenal por dificultar el descanso.
  • Estrés
  • Alteraciones Mentales
  • Tendencia a actitudes agresivas
  • Dificultades de observación, concentración, rendimiento
  • Alteraciones de sueño

El ruido también contamina

Video para comprender sobre la contaminación acústica

Camila se encuentra entretenida con su cámara de foto, pero su tranquilidad se ve interrumpida por la llegada de la lombriz Beatriz, su amigo Sebastián y el pato desaliñado de Renato, quien llega cantando a toda voz. Lo que sucede es que Camila quiere sacar una foto a un bonito colibrí que recoge néctar de una flor y por supuesto, necesita de silencio para no espantarlo. La enseñanza es: No hagas ruido, sin necesidad.



2 comentarios:

  1. Anónimo16:15

    ESTA BUENO

    ResponderEliminar
  2. Anónimo17:12

    q mal q no se pueda vivir con eso

    ResponderEliminar